Skip to main content

Sobre construcción de templos

Muchos templos cristianos se edifican recientemente. Sin embargo, la gente que se involucra en su construcción no se da cuenta de algo importante que está relacionado con los templos de Dios. La mayoría de las gentes edifica templos para que pudiera reunirse en algún lugar para hacer la oración y para coordinación de los servicios religiosos y ceremonias de acuerdo con sus creencias, tradiciones y denominaciones. Es su derecho y su asunto. Pero Dios no tiene nada que ver con esas obras de manos de hombres! ¿Porque? Debido al hecho que construyen templos voluntariamente impulsados por sus propias razones. En esos casos los templos son nada más que unos edificios arquitectónicos iguales a los demás edificios para encuentros y reuniones con la excepción de sus elementos constructivos. Sabemos que en la antigüedad en el tiempo del rey Salomón había templos paganos majestuosos, sin embargo, Dios solamente se ocupaba del cual fue edificado de acuerdo con su voluntad. ¡Lo mismo pasa en nuestros días! ¡Dios sólo se ocupa de los templos edificados conforme a su voluntad y a su plano! ¡Un templo de Dios es un instrumento divino y material que sirve para conectar los Cielos a la Tierra! ¡Es una especie del transformador para aumentar acciones humanas-espirituales mil veces o, quizás, cien mil veces! Es un lugar de la manifestación del poder divino y de la gracia de Dios. Para comunicaciones personales con Dios no se necesita un templo. Pero si se necesita para la Iglesia para que pueda comunicarse con Dios! ¡Nuestro Templo es tal que vamos a construir conforme a la voluntad de Dios y según su plano divino!

This post is also available in Русский and English.

Compartirlo con tus amigos:
Share